VIAJE ALUCINANTE AL FONDO DE LA MENTE

Viaje alucinante al fondo de la mente, también conocida por el título de la novela que le dió origen, Estados alterados, se estrenó en 1980. Dirigida por el polémico Ken Russell, y protagonizada por un jovencísimo William Hurt,  es una obra de culto.

Su estética rompedora, su inquietante premisa, y su mezcla de géneros la han convertido en un clásico.

La película está basada en la novela antes mencionada (Estados Alterados) de Paddy Chayefsky, que a su vez se inspiró en los trabajos de John C. Lilly, el creador del tanque de aislamiento.

En ella se narran los experimentos de un científico, Eddie Jessup (William Hurt) que no duda en autoconvertirse en conejillo de indias cuando conoce una poderosa droga que le revela un chamán. Sus ensayos, cada vez más peligrosos, incluyen un tanque de aislamiento. Con sucesivas pruebas logra retrotraerse a ciertos estados de conciencia que le llevarán a su memoria ancestral y al origen del hombre. Pero sus temerarios intentos y su insaciable curiosidad hacen que la situación se vuelva incontrolable.

Curiosamente, este sorprendente argumento conecta también con un relato que todos los amantes de Lovecraft conocerán: El Antepasado, de August Derleth (1956)  de recomendable lectura para todos los interesados en este tipo de teorías.

Esta es una película típica de su director, siempre implicado en proyectos inusuales y provocadores. Quizá nadie como él hubiera conseguido esa atmósfera tan especial, aunque este proyecto estuvo también en manos de Kubrick y de Spielberg.

Russell venía de su Inglaterra natal precedido por su fama de transgresor. Algunos de sus films fueron censurados antes de su estreno, como Los Demonios. A destacar su famosa adaptación de la ópera-rock de The  Who: Tommy, y algunas biografías de famosos compositores como Lisztomanía o Mahler, Una sombra en el pasado, todas con su peculiar toque.

El film que nos ocupa, es un viaje instropectivo plagado de alucinaciones y psicodélicas visiones, con un envoltorio artístico muy cuidado. Efectos especiales rompedores para un momento de grandes rivales. Hablamos de filmes como Un hombre lobo americano en Londres, El Ente, 2001….. Una época de desafíos visuales para deleite del espectador.

De hecho, una de sus impactantes escenas inspiró uno de los videoclips más premiados de la época. Nos referimos a Take on Me del grupo noruego A-ha.

Seguro que este videoclip también os ha hecho retroceder en el tiempo!

Publicado el 13 de marzo, 2018, su autor es:
hepburn. en colaboración con Chat de cine,
todos los derechos reservados.
Categoría: Articulos.
Etiquetas: , , , , Se ha visto: 228 veces

No hay comentarios, ¿Te animas?.

Comentarios, críticas, opiniones.


nuevo